Nacional de Tricross y Triatlón de Donostia

Se trata de dos citas de máximo nivel, mediada la temporada que se saldaron con dos platas. En estas pruebas pude testear a nivel competitivo mis nuevas bicicletas Connor, que son las que usaré esta temporada.

La primera cita fue en el Mar de Pulpí, donde se disputó el campeonato de España de Triatlón Cross. El objetivo era claro: intentar revalidar el título por cuarta  vez consecutiva. Pero en esta ocasión, no pudo ser, aunque estuve cerca ya que quedé en segunda posición.

Para esta ocasión la bicicleta usada fue la Connor WRC Special, de color negro.

La carrera no pintaba bien, con la casi supresión del segmento de natación, quedando reducido en gran medida. Por si fuera poco, hubo un cambio del segmento de bici el mismo día de la prueba, debido a problemas de la organización con los permisos, pasando a ser en un auténtico «pisteo».

Aún así, lo intenté todo, y tiré con todas mis fuerzas, logrando escaparme y ampliar diferencias con mis perseguidores. Poro estos, formados por un trío de triatletas, se entendieron a la perfección, comenzaron a entrar a los relevos y consiguieron recortarme la ventaja. En la carrera a pie, una vez más, lo di todo, pero Camilo estuvo muy fuerte y no desaprovechó la oportunidad. ¡Enhorabuena por él!

La segunda cita, fue el Triatlón de Donosti, Memorial Ondizt en San Sebastián. Se trata del triatlón olímpico más importante y con mayor solera del panorama nacional (si descontamos el Campeonato de España, que no cuenta con una sede fija, si no que es variable).

En Donosti, la bicicleta que utilicé fue la Connor WRC TRS-3.

Una vez más, como es habitual en mí, lo di todo para conseguir la victoria. Pero en esto del deporte, no todo es vaciarse, ser superior o merecérselo, ya que todos los triatletas damos el máximo, y de nuevo conseguí la plata.

La natación la pude liderar desde el principio junto con el chileno Felipe Barraza que iba a mis pies, unos segundos por detrás. Cabe destacar que el segmento fue mas corto de lo marcado. En cuanto al segmento de bici, fuimos juntos asta el Alto de Igueldo, donde en la rampa más dura pude irme en solitario, llegando a conseguir más de 30 segundos de ventaja. Pero en la bajada y última parte, perdí gran parte de esta renta. Aun así, la carrera a pie la lideré hasta el kilómetro 5. A partir de este momento, fuimos juntos, a palos y sufriendo constantes cambios de ritmos por parte de ambos. Pero en el sprint final, se impuso el chileno.

Además, conseguimos la victoria por equipos con el Fluvial de Lugo, junto con Antonio Benito y Alejandro Álvarez. El público del País Vasco es impresionante y la organización, de diez.

Por último, previo a estas pruebas, pude testear la bicicleta en el Duatlón Autonómico de Santa María del Páramo. Se trata de una prueba muy divertida en al que obtuve de nuevo un segundo puesto, aunque en este caso el resultado era lo de menos.

Tras Pontevedra, podemos decir que hicimos un «pleno a la plata».

Horas Copyright © Todos los Derechos Reservados
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close